LLORET DE MAR SE VISTE DE PRIMAVERA. EL PASEO MARÍTIMO EMPIEZA A TOMAR COLOR CON MUCHA GENTE

Aunque las temperaturas recién van a empezar a subir, un cielo azul y la gente recorriendo las calles de la Ciudad invitan a todos a tener mejor humor y a ir pidiendo una vida normal, sin confinamientos ni encierros.

Sin dudar de que el covid ha hecho estragos en los países teniendo estadísticas y comparándolos con otras enfermedades mucha gente empieza a pedir mediante charlas en redes y demás grupos a que la responsabilidad personal tiene que estar por arriba de seguir poniendo multas y reglamentaciones.

En Andorra por citar un ejemplo a toda la población se le ha enviado cinco tests en diferentes momentos para que se hagan la autoprueba de covid y de ahí saber si tenían que confinarse, más un amplio plan de vacunación.

Las comparaciones a veces son odiosas pero en países donde se han abierto bares y restaurants y hubo libertad en el acceso a las playas no hubo más contagios.

Asociaciónes de médicos psiquiatras y psicólogos en el mundo están viendo las consecuencias  del encierro, la falta de comunicación con los demás, sobre todo en los grupos que aún abiertas las posibilidades de salir se los han confinado con el miedo.

Es importante la realización de una campaña pos pandemia para que la gente sobre todo mayor empiece a poder vivir nuevamente con un sol pleno en interacción con familiares y amigos.

 

Comentarios

Comentar artículo