El nacionalismo cobra 400 millones extra a Sánchez para apuntalar la legislatura

El Congreso amplió ayer el margen de maniobra de Pedro Sánchez al aprobar los
Presupuestos de 2022
por mayoría absoluta. Un total de 188 diputados de once partidos votaron a favor de unas cuentas que parten ahora hacia el Senado y que entregan al jefe del Gobierno la llave de la legislatura. Sin embargo, incluyen una cara factura: la que Moncloa ha tenido que pagar a sus socios para reeditar la mayoría que aprobó las cuentas del año pasado.


El ‘sí’ de ERC,
Bildu, PNV, PDECat, Más País, Compromís, Teruel Existe, PRC y Nueva Canarias suma más de 403 millones entre enmiendas a las cuentas y cesiones paralelas con cuantificación. Pero la cifra final aún será bastante superior puesto que la Cámara Baja aprobó varias enmiendas importantes sin conocer su coste. Entre ellas, ampliación de las ayudas por enfermedad grave de descendiente a cargo o la equiparación de la jubilación anticipada de los Mossos d’Esquadra y la Policía Foral de Navarra a los 60 años de los policías nacionales.


Por partidos, el que logra más cesiones es Nueva Canarias con casi 100 millones que servirán en parte para paliar el desastre provocado por el volcán de Cumbre Vieja. A este grupo le sigue ERC con 89 millones para realizar una lluvia de inversiones en Cataluña, además de peajes gratuitos, compras de inmuebles para vivienda social, adquisición de libros escolares, fondos para incentivar las producciones en catalán o mejorar las carreteras. Su gran triunfo, no obstante, es político y aún no tiene cuantificación: el blindaje del catalán en la nueva ley audiovisual y la paralización de las reformas de la comisaría de vía Laietana.


El PNV, por su parte, logra unos 88 millones que se reparten entre 33 millones en inversiones para el País Vasco más la realización de dos importantes obras hidráulicas pendientes desde el año pasado. A pesar de que la cifra es elevada, el Grupo Vasco se ha visto desplazado políticamente por el tándem formado por ERC y EH Bildu. El Gobierno cerró negociaciones con ambos grupos antes que con el PNV, quitándole a éste la condición de socio preferente y necesario en estas cuentas.


Previsión: antes de Navidad
De hecho, el partido de Arnaldo Otegi logra casi 40 millones que se dedicarán a ayudas para los afectados por el amianto –un gran éxito en clave vasca–, distintas inversiones y fomento de las producciones audiovisuales en euskera. A ello se unen otros compromisos políticos como la prohibición permanente de los desahucios sin alternativa habitacional o la emisión del canal infantil ETB 3 en todo el territorio navarro antes de 2023.El Gobierno insiste en que las nuevas cuentas le permitirán llevar la legislatura hasta el año 2023

Cifras más moderadas obtienen el resto de los socios del Gobierno: Compromís logra medidas por 26,6 millones, Más País arranca cesiones por 22,9 millones, Teruel Existe por 21,5 millones, PDECat por 14,4 millones y el PRC por 2,85 millones. Y al Gobierno aún le queda cerrar el acuerdo con el PNV si quiere que este grupo apruebe las nuevas cuentas también en el Senado. El Grupo Vasco reclama el soterramiento del AVE a su entrada a Bilbao y Vitoria e inversiones para el aeropuerto de Foronda.Hasta Rufián asemeja los acuerdos al ‘black friday’ y lamenta que el Congreso parezca una «lonja»

La sensación de rifa estaba ayer tan extendida en el Congreso que hasta el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, gran beneficiario de este sistema, acabó lamentando la imagen. El republicano comparó las negociaciones con las ofertas del ‘black friday’ y criticó la exposición de «los logros conseguidos como si esto fuera una lonja».


A la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sin embargo, no solo no le importó sino que sacó pecho del resultado. «España está de enhorabuena», aseguró, pese a la cascada de cesiones a los independentistas. «Todo el mundo se tiene que alegrar excepto la derecha, que siempre está en el cuanto peor, mejor», subrayó. El presidente del PP, Pablo Casado, respondió que son unos Presupuestos «pactados con radicales» que dejan a España como «la economía más desequilibrada y que peor se recupera». «Hoy dan un paso más en el blanqueamiento de ETA», cargó el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.


La titular de Hacienda, en cambio, sostuvo que las cuentas son «imprescindibles» para la recuperación económica tras la pandemia y confió en no tener que introducir enmiendas en el Senado. Si tuviera que aceptar cambios, las cuentas tendrían que volver al Congreso y su aprobación se produciría en la semana del 28 de diciembre, en plena Navidad. El objetivo del Gobierno es aprobar el proyecto el 21 de diciembre en la Cámara Alta.


Territorios damnificados
Para el Gobierno, en clave interna, el resultado de la votación es un éxito. Sánchez podrá prorrogar estas cuentas al año que viene e incluso al siguiente, como sucedió con las últimas aprobadas por Mariano Rajoy –vigentes durante dos ejercicios y medio–. De hecho, el Ejecutivo insiste en que estos Presupuestos le permitirán llevar la legislatura hasta 2023 y entre sus socios crecía ayer la sensación de que al año que viene probablemente no habrá nuevas cuentas. «Es una de las posibilidades con la que hemos afrontado la negociación», admitían varios grupos. Además, al sacar las cuentas con los mismos partidos y votos que en 2020, el Gobierno envía una imagen d fortaleza sobre sus alianzas.


El entusiasmo en el Ejecutivo era así notable. «¡Y somos 189!», presumía un ministro al finalizar el pleno, recordando el escaño sin ocupar del exdiputado morado Alberto Rodríguez. Sin embargo, inmerso en este arrebato de emoción al Gobierno se le escapa un detalle no menor: el efecto que pueden tener las continuas cesiones a los independentistas en los territorios que se sienten damnificados.

Fuente: https://www.abc.es/espana/abci-nacionalismo-cobra-400-millones-extra-sanchez-para-apuntalar-legislatura-202111252119_noticia.html

Comentarios

Comentar artículo